• Grisselle Soto Vélez

Artes y Humanidades en la Enseñanza de la Enfermería



La enseñanza de la enfermería arrastra consigo un problema histórico en el que parte de la definición de enfermería es que es un arte, sin embargo, los conocimientos estéticos en la enfermería han quedado relegados en la educación. Un fenómeno interesante ocurre en la posmodernidad en el que los profesionales educados en la cultura de la especialización comienzan a cruzar los puentes del saber y a indagar en las posibles formas de descubrir nuevo conocimiento; especialmente durante el acto de enseñar. Tal es el caso de la enfermería en el que se hace referencia repetidas veces a que es un arte pero resulta muy difícil detectarlo en el currículo de enfermería; especialmente en los aspectos estéticos. ¿Cómo podemos proponer en el currículo que aporte a a resolver este problema histórico? ¿Qué papel jugamos los educadores de enfermería en este proceso de cambio?


Estudiantes del Programa de Enfermería de la Universidad de Sagrado Corazón toman un taller de Educación Estética y Neuroestética con estudiantes del Depto. de Educación del Arte de la Escuela de Artes Plásticas y Diseño, Puerto Rico (2016).


Desarrollo de la destreza visual en los estudiantes de enfermería

La observación clínica es una destreza crítica para el profesional de enfermería (Pellico, 2009).  Esta destreza no es intuitiva y requiere de aprenderla (Pellico, 2009).  El desarrollo de la competencia visual a través del uso del arte se ha utilizado para dar al estudiante la oportunidad de refinar sus habilidades sensoriales para obtener los datos del paciente (Pardue, 2005).  Frei, (2010) describe el beneficio de la observación en el estimado físico usando los conceptos del análisis formal del arte (línea, color, forma y textura), estas observaciones mejoran  las destrezas del estimado físico y generan energía y creatividad en el ambiente académico.  Otros  autores citados por Frei et al. (2010) han descrito los beneficios de observar las obras de arte como estrategia de enseñanza-aprendizaje para el proceso de enfermería (Hoshiko, 1985; Innskeep & Lisko, 2001) relaciones interpersonales (Wiktrom, 2000) y la interpretación narrativa (Delaney, 2006).


El profesional de enfermería necesita tener una habilidad visual aguda para detectar cambios de lo que es normal (Pardue, 2005).  La inspección visual es el paso inicial en el estimado físico para realizar el proceso de enfermería, el mismo debe obtenerse de una manera no intrusiva o amenazante al paciente (Pardue, 2005).


Pellico et al.  (2009) indicó que el poder de la  observación es una destreza fundamental para el profesional de enfermería según fue descrito por Florence Nightingale en 1860: “la lección práctica más importante que debe darse a un enfermero es enseñarle qué observar- como observar”.

¿Cómo puedo ayudar a mis estudiantes a mirar con mayor profundidad más allá de lo obvio? Melanie Nieves, estudiante de educación del arte, me ayudó a con la obra "El Grupo de los cien" de Quintín Rivera a descubrir lo que más allá de la evidencia nuestros ojos no ven.


Conocimiento estético en la enseñanza de enfermería

Barbara Carper (1978), identificó cuatro patrones de conocimiento en enfermería como estructura conceptual:

empírico, la ciencia de enfermería;
estético, el arte de enfermería;
el componente del conocimiento personal en enfermería;
y la ética, el componente del conocimiento moral en enfermería.

La autora mencionó que no se ha hecho mucho esfuerzo para elaborar o hacer más explícito el patrón de conocimiento estético en la enfermería, que no sea el asociar vagamente el arte con la categoría general de la destreza manual y/o técnica que envuelve la práctica de enfermería.  Añade que, a pesar de que el conocimiento de la profesión de enfermería proviene de la práctica empírica, objetiva, descriptica y que pueda generalizarse, debe extender este término a los aspectos de los conocimientos que no son el resultado de la investigación empírica, admitiendo así que enfermería en parte, es un arte.  Además, argumenta que el acercamiento fluido y amplio para entender la aplicación del concepto del arte y el significado estético hace posible una amplia consideraciones de condiciones, situaciones y experiencias en enfermería que propiamente pueden ser llamado estético, incluyendo el proceso creativo  y reflexivo de descubrimiento en los patrones empíricos de los conocimientos.


Por otro lado, Bender & Elias, (2017) explican que las ciencias juegan un rol privilegiado en el campo del cuidado de la salud. Es especialmente cierto en la era actual de la Práctica Basada en la Evidencia (EBP por sus siglas en inglés). Por la EBP el conocimiento empírico esta privilegiado sobre otras formas de conocimiento, porque la evidencia es algo que puede ser medible tangiblemente, documentado y comparado.  A pesar de esto, la profesión de enfermería ha entendido siempre que la práctica es más que lo que está claramente visible y medible, y ha avanzado en otras formas epistemológicas de conocimiento junto al conocimiento científico que es tan crítico para la práctica experta en enfermería. 

El patrón de conocimiento estético en enfermería ha sido exaltado como el arte de enfermería, como un patrón inexplicable de conocimiento, mientras es crítico para la práctica de enfermería, permanece invisible e inmensurable. 

El conocimiento estético facilita la adquisición de nuevo conocimiento a través de la acumulación de experiencias que no pueden ser explicadas o articuladas. En la práctica de enfermería, la experiencia estética ocurre cuando la enfermera (o) entiende  y comprende una situación particular que es subjetiva y sin embargo, no puede articular específicamente usando el lenguaje.  La comprensión de una situación específica  requiere más que reconocer una necesidad expresada.  Más bien, requiere percepción como lo indica Dewey (citado por Bender et al., 2017). Este concepto incluye la habilidad para deliberadamente unir varios eventos singulares y pequeños detalles sobre lo que está pasando y unirlos para crear una imagen holística de lo que realmente está sucediendo.  La autora menciona que Patricia Benner de igual manera desarrolló la idea de la comprensión de la situación clínica o la experiencia del paciente como un todo, el cual es fundamental para la percepción y visualización.  Zender (2007) indica que en un sentido, el saber estético enlaza las otras formas de saberes porque los saberes empíricos, éticos y personales pueden ser todos vistos como estéticamente.  Berry & Purnell (2008) expresaron que tanto la práctica de enfermería como la educación y la erudición requieren la integración creativa de múltiples formas de conocimientos y entendimiento a través de la síntesis del conocimiento, centrado en un contexto de valor y significado.


Henry (2018), indica que a pesar del acuerdo amplio sobre la importancia de que el arte es un elemento esencial en la enfermería, el concepto permanece difícil de definir y explicar.  Como resultado de las representaciones conflictivas, el concepto del arte de enfermería ha sido desarrollado parcialmente en la literatura, como también  evidenciada por múltiples definiciones o conceptos relacionados.



Las artes y las humanidades en la enseñanza de los cuidados al paciente

Berry et. al (2008) aseguran que cuidar, es la esencia de la enfermería, es donde reside el significado y es la fuente de apreciación de la belleza en situaciones de la enfermería. El compromiso de enfermería en la reflexión sobre el cuidado revela la belleza inherente en la práctica: la creación de re-presentaciones estéticas simbolizan los significados trascendentes. Dewey (1934/1980) señaló que el acto de expresión es el avance hacia la finalización de una inspiración usando la percepción e imágenes. Participar en el conocimiento simbólico de la expresión es la esencia que no puede ser enunciada. Dewey (1980) es enfático en que la emoción es esencial para la creación o acto de expresión estética y expuso: "En el desarrollo de un acto expresivo la emoción opera como un imán que atrae el material apropiado, por que tiene una afinidad emocionalmente experimentada por el estado de ánimo que está en marcha. La lección y organización del material son, desde luego, una función y una prueba de la calidad de la emoción experimentada. Sin emoción puede haber habilidad pero no arte, puede estar presente y ser intensa, pero si se manifiesta directamente el resultado tampoco es arte."


Henry (2008) describió varios estudios de investigación donde usó el patrón de conocimiento de Carper (1978) como un marco teórico para la reflexión sobre la práctica clínica con la meta de mejorar el plan de cuidado del paciente. Este modelo se usa para procesar diferentes situaciones memorables entre enfermería/paciente, descubrir fortalezas y debilidades del cuidado de enfermería mediante la reflexión, desarrollar preguntas de investigación para construir conocimientos en enfermería en el área de cuidado paliativo.


¿Cómo puedo ayudar a mis estudiantes a realizar un proceso de autoassessment a través de la experiencia con el arte? Kendra Vázquez estudiante de educación del arte fue clave en transportar a mis estudiantes a mirase en su propio espejo a través de la obra "Una artista ante su espejo", de Myrna Báez.


Como profesional de la educación he estado desarrollando experiencias de aprendizaje fomentando experiencias con el arte; es decir, experiencias estéticas. Mediante estas experiencias acerco a mis estudiantes a expresar lo que piensan y sienten desde sus propias perspectivas hacia distintas condiciones que se pueden apreciar en las obras. Me valgo de la metáfora obra/paciente; museo/hospital para que los estudiantes en un ambiente menos rígido puedan dejar fluir su imaginación y conocimientos para discutir sus propias observaciones y posiblemente; convertirlas en significados.


No cabe duda que el currículo de enfermería necesita integrar estas reflexiones estéticas y para devolverle humanidad a la enfermería y hacerlas prácticas durante el proceso formativo de nuestros estudiantes; futuros profesionales de la salud. Una sensación de incertidumbre se asoma a nuestro pensamiento acostumbrado a las islas de la certeza, pero como expresa la profesora Grisselle Soto, "¡Un nuevo currículo está por escribirse!" y yo quiero ser parte de él.



Miosotys Peña, MRN, MSN, CCNS, CWSN. Profesora en el Programa de Enfermería de la Universidad de Sagrado Corazón. Miembro de la Asociación de Cuidado Crítico. Con vasta experiencia en cuidado intensivo. Conferenciante en temas relacionados a cuidado crítico. Candidata doctoral del Programa de Currículo y Enseñanza de la de la Escuela de Educación de Universidad Interamericana de Puerto Rico.



Referencias


Bender, B. & Elias, D. (2017). Reorienting Esthetic Knowing as an Appropriate “Object” of

Scientific Inquiry to Advance Understanding of a Critical Pattern of Nursing Knowledge in

Practice Advances in Nursing Science, 40(6), 24–36. DOI:10.1097/ANS.0000000000000160

Berry, C. D. & Purnell, M. J. (2008). Uncovering Meaning Through The Aesthetic Turn: A Pedagogy If Caring. International Journal for Human Caring, 12(2), 19-23.

Carper, B. (1978). Fundamentals Patterns of Knowing in Nursing. Advances in Nursing Science, 1(1), 24–36.

Dewey, J. (1980). Art as experience. New York, NY: Perigree Books.

Frei, J., Alvarez, S. E., & Alexander, M. B. (2010). Ways of seeing: Using the visual arts in

nursing education. Journal of Nursing Education, 49, 672-676.

Henry, D. (2018). Rediscovering the Art of Nursing to Enhance Nursing Practice. Nursing Science Quarterly, 31(1), 47-54.

Pardue, K.T. (2006). A first step toward reform: Results of the Faculty Survey on Innovation.

Nursing Education Perspectives, 27, 56-57.

Pellico, L. H., Friedlaender, L., & Fennie, K. P. (2009). Looking is not seeing: Using art to

improve observational skills. Journal of Nursing Education, 48, 648-653.

Wikström, B. (2000). The development of observational competence through identification of

nursing care patterns in “the sickbed” , a work of art by Lena Cronqvist. Journal of

Interprofessional Care, 14, 181-188.

Zander, P. E. (2007). Ways of knowing in nursing: the historical evolution of a concept. Journal of Theory Construction and Testing, 11(1), 7-11.


Narrativa de la estrategia educativa:

En esta estrategia educativa se utiliza el pensamiento metafórico para proveer al estudiante la oportunidad para el desarrollo de la destreza visual y comunicación. A través de la obra de arte el estudiante puede identificar simetría, forma, tamaño, etc. En la interacción con los compañeros puede expresar su punto de vista y aportar al entendimiento de la situación.  Estas destrezas son esenciales en la apreciación clínica como parte del estimado de enfermería para identificar los problemas del paciente.

Se utiliza un espacio no tradicional, que no es el hospital, ni el salón de clases, destrezas o simulación. El estudiante mediante la búsqueda, la identificación, el notar,  analizar e interpretar da sentido a su experiencia al unir de manera abstracta todo lo que ve.

Este hecho es el diario vivir en la práctica de enfermería ya que primordialmente es la relación humana la que media el cuidado al paciente.


567 views
  • Facebook - White Circle
  • Pinterest - White Circle
  • Instagram - White Circle

© 2023 by Jade&Andy. Proudly created with Wix.com