• Grisselle Soto Vélez

Neuroestética y su relación con la enseñanza del arte

Updated: Jan 6, 2019


La #neuroestética es una rama de la neurociencia cognitiva que investiga cómo el cerebro construye el concepto de la belleza a partir de la experiencia estética. ¿Te ha sucedido alguna vez que una obra de arte o la misma naturaleza hace que te olvides por un instante del mundo? ¿Viendo una obra, haz llorado de emoción? Escuchando una canción, ¿se te ha erizado la piel? Haz vivido o haz estado cerca de una experiencia estética. ¿Lo sabías? La siguiente pregunta es: ¿Haz aprendido algo de ella?


Al igual que la atención plena, el fluir o la experiencia mística, la #experienciaestética también es un estado de la mente por el cual nuestro cerebro desarrolla sentido de trascendencia. Para ello se debe cobrar conciencia de la experiencia y eso ocurre cuando puedes expresar afectiva e intelectivamente lo que haz aprendido de la experiencia. Para ser considerada una experiencia estética por la #neurocienciacognitiva debe afectar en tres aspectos el instante de la persona: el estado físico (sensorio-motor), el estado emocional (recompensa, emoción o gusto) y el estado cognitivo (la construcción de significado).

Nuestro cerebro reacciona a lo #bello y a lo #feo, sin embargo, es el sentimiento de #belleza el que enciende el cerebro y dirige su atención. A través de habilidades precognitivas ascendentes, las cuales pueden ser identificar, describir, y analizar se va editando al cerebro, haciendo que libere neurotransmisores. Estas habilidades despiertan el cerebro mediante el movimiento, el color y el contorno de los objetos. Todo ser viviente del reino animal posee estas habilidades y son fundamentales para la supervivencia. El educador del arte bien puede activar estas habilidades mediante actividades precognitivas, antes de presentarle una obra de arte a los estudiantes para ir propiciando lo que se conoce como arousal. Es importante no mostrar la obra durante estas actividades previas para mantener el elemento sorpresa que tanto gusta al cerebro.


Si estas habilidades son propias de los seres vivos ¿qué lo hace diferente en los seres humanos? Las habilidades descendentes. Antes de presentarle la obra a los estudiantes se ha estado dirigiendo la atención hacia un momento pico, un arousal. En este momento se muestra la obra y es después de VER la obra, aprovechando ese momento de la sorpresa; comienzan a funcionar las habilidades decendentes con las cuales el cerebro construye significado. Aquí, es fundamental dar un espacio de silencio y luego, ayudar a los estudiantes a expresar preguntas, sentimientos, ideas y conexiones con la vida que son fundamentales en la educación de la posmodernidad como lo es la reflexión. Éstas son habilidades descendentes.


La #reflexión es la más alta habilidad de #controlejecutivo


Esta habilidad se puede desarrollar en la clase de arte y es importante que el maestro la desarrolle después del encuentro con la obra de arte llamado; experiencia estética. La actitud de apertura del maestro a escuchar las observaciones, preguntas y conexiones del estudiante con la vida también es de suma importancia. ¿Por qué? En el cerebro de los estudiantes pueden surgir muchas conexiones con su historia personal almacenadas en su memoria y a veces, la prisa del educador por querer que el estudiante juzgue o diga algo usando los elementos del arte anula los verdaderos sentimientos e ideas de los estudiantes. Un neuroeducador propicia con su actitud de escucha hacia el estudiante expresiones afectivas e intelectivas porque estos son momentos verdaderamente únicos para desarrollar significados personales en el salón de clases o el museo. Esta práctica educativa es la que hace que el aprendizaje del arte sea auténtico.


La actividad descendente es maravillosa para que el estudiante pueda expresarse de acuerdo al significado que obtiene de la experiencia; un significado que no se puede homogenizar mediante estándares por que es único. Esta experiencia es fundamental para la investigación por que motiva la curiosidad por contestar las preguntas surgidas y estimula la creatividad ya que brinda ideas sobre las cuales se puede desarrollar obra.


En conclusión, la neuroestética valida el carácter individual de la experiencia y la reflexión estética. Los maestros tenemos frente a nosotros un nuevo paradigma que no puede ser entendido desde los elementos y principios del arte. Una nueva realidad y problemas actuales generan otro tipo de conocimiento, inquietudes y sentimiento de belleza. El siglo XXI es otra cosa para la educación del arte, los que se quieran unir a esta corriente de la educación de la #posmodernidad; ¡¡son más que bienvenidos!!



Grisselle Soto Vélez es profesora de Educación del Arte en la Escuela de Artes Plásticas y Diseño, artista y consultora educativa. Fue directora del Programa de Bellas Artes del Departamento de Educación en Puerto Rico haciendo una gran obra de desarrollo profesional y curricular. Puedes visitar y compartir su blog en www.neuroestetika.com.

© Todos Derechos los derechos reservados.

89 views
  • Facebook - White Circle
  • Pinterest - White Circle
  • Instagram - White Circle

© 2023 by Jade&Andy. Proudly created with Wix.com