© 2023 by Jade&Andy. Proudly created with Wix.com

  • Grisselle Soto Vélez

Personas estéticas; ¿quiénes son y qué las caracteriza?

Updated: Oct 8, 2018



Georgia Kotretsos, "Being-seen-by-another is the truth of seeing the other: 

No. I Art Institute of Chicago, Modern Wing, Chicago, United States

No. II National Museum of Contemporary Art, Athens, Greece 

No. III Macedonian Museum of Contemporary Art, Thessaloniki, Greece" 

Archival inkjet print, H 75 x W 87 cm each, 2011. Edition of 7 & 2 AC (Private collection: National Bank of Greece) 

(Courtesy of the artist) georgiakotretsos.com


Una de las líneas de investigación de la neuroestética se pregunta por si la personalidad afecta la manera en que tenemos una experiencia estética. ¿Podría decirse que existen personas estéticas de la misma forma que decimos que hay personas simpáticas, artísticas, meticulosas o demás…? ¿Qué caracteriza a este tipo de personas? Importante en nuestro caso; ¿cómo podemos usar este conocimiento a la hora de hacer currículo y enseñar?


En julio tuve la oportunidad de trabajar en el Proyecto: Aceleración Musical de la Fundación Banco Popular ofreciendo una conferencia/taller sobre emociones estéticas. Me acompañó en la música el cuatrista y doctor en educación: Irvin Santiago. Mencioné algunas de las emociones estéticas y las discutí con los chicos. El Dr. Santiago tocó Despacito de Luis Fonsi y Daddy Yankee en el cuatro y muchos de los jóvenes medio protestaron o se burlaron. Sólo la joven Viviana Moret dijo: "Es interesante cómo cambia la emoción ya que es el cuatro y se escucha más patriótica." En otras palabras, la novedad la implicó de tal manera que pudo disfrutar, procesar y verbalizar la información más allá que otros de sus compañeros. ¿Por qué ella sí pudo verbalizar lo que pensó y sintió, y los otros no?



Estamos hablando de aspectos de la personalidad en cuyo caso hay un dominio que interesa a la neuroestética: apertura e intelecto. Íntimamente ligadas a estos dominios de la personalidad se encuentran las emociones estéticas. Fayn y otros (2015) estudian las diferencias en la excitación (arousal) y las emociones estéticas de interés, placer y confusión tratando de contestar ¿por qué hay personas estéticamente más implicadas que otras al ver una obra de arte y si hay alguna diferencia entre la apertura y el intelecto?


Personas estéticas

De acuerdo a la investigación, apertura e intelecto son el dominio de la personalidad de una persona sensible estéticamente. Éstas son el mejor predictor de actitudes estéticas positivas y participación en actividades estéticas tales como visitar museos, leer literatura, escuchar música y crear arte (Mc Manus y Furnham, 2006). También son un predictor de las personas creativas (Silvia y otros, 2009) y de otras personas con intereses vocacionales relacionados a las artes (Barrick y otros, 2003).  En el caso de los expectadores son un importante predictor de la apreciación estética (Vessel y Rubin, 2010). La apertura y el intelecto están asociados a gustar un amplio rango de formas artísticas. Por lo tanto, la apertura y el intelecto sirven para explicar las diferencias individuales que existen al crear, ver y apreciar el arte.   El intelecto está asociado con la inteligencia fluida y cristalizada, también con la creatividad científica. Mientras, la apertura está asociada a la creatividad artística, el aprendizaje implícito y la inteligencia cristalizada (Kaufman, 2013). La inteligencia refleja diferencias individuales en el aprendizaje y la exploración de información abstracta mientras que la apertura refleja diferencias individuales en la exploración perceptual o sensorial (De Young, 2014). La apertura también se se asocia con experiencias emocionales como: los escalofríos, sentirse tocado o absorto.


Emociones estéticas


Luego que los chicos del taller de julio identificaron las emociones estéticas en la música, quisimos probar con este equipo sencillo el registro de comandos cerebrales ante ciertas melodías. La curiosidad, la motivación y la sorpresa fueron emociones claves para llevar la experiencia y el conocimiento a otro nivel.


Silvia (2012) discute que las emociones sentidas en respuesta a un objeto estético pueden ser interés, confusión, placer, coraje y disgusto. Se nombran así para agrupar estados emocionales que han sido observados en respuesta a situaciones donde se expone al espectador a la obra de arte.


Por otro lado, al grupo de emociones sentidas en estado de placer se les llama emociones del conocimiento. El interés se ubica como una emoción positiva en el proceso de evaluación del objeto. Cercanos, pero diferentes se encuentran dos estados emocionales: asombro y belleza. Los cuales se ven afectados por la novedad. La novedad orienta nuestra atención, mientras resuelve el entendimiento que lidera la experiencia positiva del interés.


Las emociones estéticas del conocimiento están asociadas a las creencias acerca del pensamiento y el conocimiento mismo, y emergen de procesos metacognitivos. Esta estructura evaluadora apoya la respuesta a la poesía, al arte y al cine. La confusión está asociada a la falta de información. La emoción del placer se libera cuando de la evaluación surge un nuevo entendimiento.


¿Qué hallaron los investigadores? Con un poco de humor, saltándonos las partes de análisis de datos; (b = 0.61, SE = 0.11, p < 0.001), (b = 0.77 SE = 0.09, p < 0.001), en el que se perderían muchos :D …. Observamos que los investigadores confirman que la apertura y el intelecto son características de las personas estéticas como se dijo anteriormente. De igual manera destacan ciertas diferentes registradas durante la investigación que recaen en las respuestas emocionales que los participantes tuvieron el proceso.    La apertura difiere del intelecto en la experiencia del placer. Las personas con mayor apertura respondieron con mayor fuerza a la novedad. La apertura predijo mayor placer e interés. Tal como sucedió con Viviana. Ella mostró apertura lo que le permitió experimentar placer e interés mientras los demás pasaron por alto la novedad y se quejaban. Esta joven fue más detallista e incluso pudo articular verbalmente lo que sus oídos captaban.   En resumen, la apertura como rango de la personalidad (en oposición al intelecto) es el aspecto de la implicación estética que provee entendimiento para contestar por qué hay personas que se conectan más que otras con la obra de arte. La idea de que las cosas comprensibles son más placenteras que otras es congruente con las teorías basadas en la influencia que ejerce el placer de la novedad.   En otras palabras, aquellas personas que registran altos niveles de apertura son más sensibles a la novedad y la complejidad de su placentera experiencia. Mientras que no sucede igual con las personas que registran alto nivel de intelecto. Pero ¡¡ojo!!, no descartemos la intelectualidad en el proceso, ya que ambas son necesarias para comprender la obra.


Implicaciones para la educación en las ARTES Lo que la investigación nos aporta es que existen aspectos de la personalidad que nos permiten tener experiencias con el arte y cómo la novedad es un aspecto fundamental para aprender y acercarnos a la obra de arte. Maxine Greene comenta en su libro Liberar la Imaginación, Ensayos sobre arte y cambio social, que si queremos aprender deberíamos mirar el conocimiento como si fuera la primera vez que nos encontramos con él. ¿Qué suele caracterizar esa primera vez? Lo nuevo. Para ello deberíamos remontarnos a esa primera vez , ese ajá moment!! ¿Qué sucede cuando nos encontramos con una nueva información? Nos acercamos, curioseamos, tocamos, sentimos, olemos, escuchamos, preguntamos, atendemos… ¿y si ya lo conocemos? En nuestra "cultura", seguramente, ya no curioseamos, dejamos de hacernos preguntas...


Greene nos invita seguir haciéndonos preguntas acerca de: (ese objeto, a ún cuando ya lo conocemos) como si supiera que el cerebro se enciende cada vez que vemos algo por primera vez, descubriendo novedad. Greene no es neurocientífica, pero en su forma epistemológica de acceder al conocimiento sabe que la novedad emociona. Incluso, volver sobre lo ya "conocido" ayuda a descubrir algo nuevo. Es como cuando vemos una película por segunda vez, siempre vemos algo que no habíamos visto. Eso se logra, no diciendo: “¡Eso ya lo sé!”sino cambiando de actitud, cuestionando eso que ya sabemos y buscando algo novedoso en ello.   Tal vez, por eso, ver o escuchar las obras por segunda vez es una práctica común en las personas estéticas. Examinarlas, hacerse preguntas, y preguntas sobre lo que sabemos. Ver, como fuera la primera vez, según Greene, es ver con apertura e inteligencia como dirían los neurocientíficos.



La obra de arriba, es una obra que considero maravillosa y que, para mí, expresa en imágenes lo que aquí escribo es el tríptico de Georgia Kotretsos:

"Being-seen-by-another is the truth of seeing the other: 

No. I Art Institute of Chicago, Modern Wing, Chicago, United States

No. II National Museum of Contemporary Art, Athens, Greece 

No. III Macedonian Museum of Contemporary Art, Thessaloniki, Greece" 

Archival inkjet print, H 75 x W 87 cm each, 2011. Edition of 7 & 2 AC (Private collection: National Bank of Greece) 

(Courtesy of the artist) georgiakotretsos.com


La artista nos invita a descubrir mediante segundas y terceras miradas algo que no es obvio, nos invita a ver lo que estas miradas ven. Nos invita a curiosear la verdad de ver al otro, sin ser –los expertos- pero en especial, a sorprendernos e interesarnos tanto, que quizás somos vistos por otra persona estética y no nos damos cuenta. Entonces, pensando un poco en lo que es la creación artística contemporánea que cuestiona todas las ideas cimentadas de la modernidad, aquí lo importante no está tanto la pintura que están viendo sino que lo importante son las personas que están viendo a la personas; las que están viendo al otro. Y cómo la artista, le dá protagonismo al público que vé la obra y aludiendo a las realidades del espectador como nuevas verdades. Este acto de detenerse ver ... requiere cierta sensibilidad para notar algo nuevo, algo diferente.


Entonces, podemos decir que; así como ver al otro se convierte en nuevo contenido para la creación como lo hace Kotretsos, también puede ser un nuevo contenido para la educación del arte. Ayudar a los estudiantes a descubrir lo que otros ven, a escuchar lo que otros escuchan y que muchas veces, pasamos por alto... además de, aprender de esos detalles que esa persona estética ha notado y que los otros no.


Cuando los jóvenes del taller de emociones estéticas escucharon lo que tenía que decir Viviana, se dieron cuenta de que se estaban perdiendo de algo al rechazar de entrada la canción de Despacito al cuatro... la joven destacó algo que ellos no habían notado, y guardaron silencio para volver a escuchar. De la misma forma que sucede al ver la obra de Kotretsos, nos detenemos para notar algo que no habíamos notado antes.   Los educadores tenemos ante nosotros posibilidades para un nuevo currículo en vez de reproducir la enseñanza utilizando los elementos y principios del arte o de la música establecida en el siglo XIX y XX. Los educadores tenemos nuevos contenidos en la creación de nuevos significados estéticos y habilidades muy humanas que están ahí, y que no se les ha dado el espacio para desarrollar hasta el nivel de la reflexión. Además, tenemos la oportunidad de replantearnos el currículo tomando en cuenta las formas en que el cerebro aprende sobre arte considerando las emociones estéticas por que ya sabemos:   HABEMUS POPULI AESTHETIC ;D


©Todos los derechos reservados.

Grisselle Soto Vélez es Directora del Departamento de Educación del Arte y profesora de Educación del Arte en la Escuela de Artes Plásticas y Diseño, artista y consultora educativa. Fue directora del Programa de Bellas Artes del Departamento de Educación en Puerto Rico haciendo una gran obra de desarrollo profesional y curricular. Ha sido directora de proyectos y consultora educativa integrando las artes a distintos ámbitos académicos y comunitarios. Graduada de la Universidad Nacional Autónoma de México. Puedes visitar y compartir su blog en Neuroestetika.com.




Referencias 


Tríptico de Georgia Krotetsos

Being-seen-by-another is the truth of seeing the other: 

No. I Art Institute of Chicago, Modern Wing, Chicago, United States

No. II National Museum of Contemporary Art, Athens, Greece 

No. III Macedonian Museum of Contemporary Art, Thessaloniki, Greece 

Archival inkjet print, H 75 x W 87 cm each, 2011. Edition of 7 & 2 AC (Private collection: National Bank of Greece) 

(Courtesy of the artist) georgiakotretsos.com


Fayn K, MacCann C, Tiliopoulos N and Silvia PJ (2015) Aesthetic Emotions and Aesthetic People: Openness Predicts Sensitivity to Novelty in the Experiences of Interest and Pleasure. Front. Psychol. 6:1877. doi: 10.3389/fpsyg.2015.01877   Barrick, M. R., Mount, M. K., and Gupta, R. (2003). Meta-analysis of the relationship between the five-factor model of personality and Holland’s occupational types. Pers. Psychol. 56, 45–74. doi: 10.1111/j.1744-6570.2003.tb00143.x   DeYoung, C. G. (2014). “Openness/Intellect: a dimension of personality reflecting cognitive exploration,” in The APA Handbook of Personality and Social Psychology, Vol. 3, Personality Processes and Individual Differences, eds R. J. Larsen and M. L. Cooper (Washington, DC: American Psychological Association).   Greene, M., (2013). Liberar la Imaginación, Ensayos para el Cambio Social. Graó, España.


Kaufman, S. B. (2013). Ungifted: Intelligence Redefined. NewYork,NY:BasicBooks. McManus, I. C., and Furnham, A. (2006). Aesthetic activities and aesthetic attitudes: influences of education, background and personality on interest and involvement in the arts. Br. J. Psychol. 97, 555–587. doi: 10.1348/000712606X101088   Silvia, P. J., Nusbaum, E. C., Berg, C., Martin, C., and O’Connor, A. (2009). Openness to experience, plasticity, and creativity: exploring lower-order, high-order, and interactive effects. J. Res. Personal. 43, 1087–1090. doi:10.1016/j.jrp.2009.04.015   Silvia, P. J. (2012). “Human emotions and aesthetic experience: an overview of empirical aesthetics,” in Aesthetic Science: Connecting Minds, Brains, and Experience, eds A. P. Shimamura and S. E. Palmer (New York, NY: Oxford University Press).   Vessel, E. A., and Rubin, N. (2010). Beauty and the beholder: highly individual taste or abstract, but not real-world images. J. Vis. 10, 18,1–14. doi: 10.1167/10.2.18

220 views