• Grisselle Soto Vélez

¿Qué es el pensamiento creativo y cómo fomentarlo?

Updated: Nov 10, 2018



En “Las Cinco Mentes del Futuro” Gardner (2010) habla acerca de la mente creativa como una de las mentes necesarias para manejarnos en el futuro como sociedad y como seres humanos. Desde entonces, cada vez más escuchamos que la creatividad se vuelve una habilidad requerida en muchos escenarios como nunca antes en la historia humana. De hecho, hasta se ha vuelto clichoso que ante la crisis algún ejecutivo exclame: “¡Hay que usar la creatividad!” sin tener la más remota idea de lo que eso significa. En su contraparte, unos cuantos, quienes trabajan diariamente con procesos “creativos” pero no necesariamente son creativos. A nivel educativo (escolar y universitario) en esa misma contraparte, están los que enseñan procesos creativos pero que no practican ni conocen el pensamiento creativo. Y en medio, quizás los menos, están los que practican la creatividad, enseñan creatividad, gustan de ver cosas creativas. Lo que no cabe duda es que en la actualidad la creatividad es una habilidad muy solicitada pero a la que la sociedad en general no le ha prestado atención.


Ante la demanda de esta habilidad me parece que tenemos grandes retos, especialmente en campo educativo. Sí, retos, porque no hemos sido educados para pensar creativamente, sino de forma convergente.  Entonces, ¿Qué es la creatividad? ¿Qué es pensamiento creativo? ¿Cuáles son los procesos del pensamiento creativo? ¿Qué podemos hacer para mejorar nuestro pensamiento creativo y por ende, las habilidades creativas?


Pensamiento convergente vs. Pensamiento divergente

Para empezar debemos clarificar estos dos tipos de pensamiento. El pensamiento convergente es aquel que produce una sola respuesta, ¿lo conoces? Es característico de las pruebas convencionales de inteligencia. Desde que estamos en la escuela nos enseñan a seleccionar la respuesta “correcta” y esa respuesta siempre es “una” y... todos debemos saber la misma respuesta. No es de extrañar que lleguemos a adultos y no tengamos variedad de respuestas a las situaciones que enfrentamos. Y mucho menos a pensar sus posibilidades, ya que para responder a este tipo de preguntas, solo hay que memorizarse la respuesta. Este es el tipo de preguntas del currículo capitalista, el currículo instrumental. Que se tradujo a la enseñanza del arte cuando se primó este tipo de preguntas: ¿Cuáles son los colores primarios?


Este tipo de enseñanza produce un tipo de prueba que se conoce como prueba estandarizada. Veamos lo que dice Robert Sternberg acerca de este modelo basado en el pensamiento convergente y por qué fracasan:


El pensamiento divergente en cambio, produce muchas respuestas a la misma pregunta. Este tipo de pensamiento es característico de la creatividad. Depende de… las historias, las experiencias, los puntos de vista, las distintas preparaciones y los contextos culturales y socioeconómicos, así como de la personalidad de quienes responden a estas preguntas.


¿Qué es la creatividad?

Es la capacidad de pensar acerca de algo de manera novedosa y poco común y de idear soluciones únicas para resolver problemas (Bagheto y Kaufman, 2010; Sternberg, 2009, 2010).

Csíkszentmihalyi (1990) distingue entre la creatividad de todos los días y la creatividad sublime. La creatividad de todos los días es la que usamos a diario para resolver pequeños problemas. La sublime hace referencia a la solución de problemas un poco más complejos. Investigó a 90 personas de distintos campos del saber para identificar aspectos del proceso del pensamiento que pudieran caracterizar el pensamiento creativo. 


Estos procesos de pensamiento los nombró y ordenó de la siguiente manera:

  1. Preparación. Los estudiantes se concentran en un problema que les interesa y despierta su creatividad.

  2. Incubación. Le dan vueltas a una idea en la cabeza; en este momento es probable que establezcan algunas conexiones poco comunes en su pensamiento.

  3. Perspicacia. Los estudiantes pasan por un momento de revelación en que todas las piezas del rompecabezas parecen encajar.

  4. Evaluación. En esta fase deben decidir si la idea es valiosa y digna de seguir desarrollándola. Es necesario que piensen si la idea es novedosa u obvia.

  5. Elaboración. Por lo general, este paso final abarca el periodo más largo y requiere el trabajo más árduo.

También identificó que las personas creativas experimentan regularmente un estado que llama fluir; placer intensificado al enfrentar retos mentales y físicos que los absorben. En el siguiente video Csíkszentmihalyi nos habla del proceso creativo, en especial del estado de la mente llamado fluir:




¿Cómo se relacionan estos aspectos con la neurociencia cognitiva?

Pues la preparación requiere la activación de habilidades ejecutivas, pero especialmente de actitudes y emociones. Prepararse implica ser receptivo, estar abierto a, lo cual requiere de: 1) perseverancia frente a los obstáculos, 2) manejar el fracaso, 3) manejar la ambigüedad, 4) motivación. Esta última es una emoción muy poderosa que promueve la autoconfianza, la independencia y la autoeficacia. La preparación está íntimamente vinculada a la memoria prospectiva.


De igual forma estudios neurocognitivos han identificado zonas del cerebro que se activan durante las etapas de incubación y la perspicacia. Durante la preparación e incubación pero especialmente durante la perspicacia (iluminación) se activan el giro cingular frontal , el cinglo rostral, la corteza orbitofrontal y el núcleo acumbens.


Abraham (2014) señala que hay una tendencia a estudiar el pensamiento creativo como si en realidad hubiera diferencias en el procesamiento de la información que produce el pensamiento creativo en relación al convergente. Sin embargo, aclara que la única diferencia está en las situaciones que enfrenta la persona para pensar. Lo cual me hace pensar que tiene toda la razón, hemos sido sometidos a situaciones educativas escolares y universitarias incluidas las artes, para no pensar, para no preguntar, sino para repetir procesos desde hace cientos de años, no recrearlos a tono con nuestros tiempos. Solo unos pocos (considerando los millones de seres humanos) han roto los esquemas.


Ya lo dijo Sir Ken Robinson, la escuela mata la creatividad.


¿Qué recomendaciones hacen los neurocientíficos?


Beguetto y Kaufman, (2009) proponen:

Reconocer que los estudiantes son más creativos en ciertas áreas que en otras.

Que el ambiente escolar incentive el trabajo independiente, sea estimulante y evite la distracción así como poner recursos a disposición inmediata incrementa la creatividad.

Que el maestro sea un pensador creativo.


Por su parte, Csíkszentmihalyi (1996)

  • Todos somos capaces de alcanzar el estado del fluir.

  • Primer paso: cultivar la curiosidad y el interés.


También, sugiero leer de Sir Ken Robinson: Escuelas Creativas (2016). Excelente libro que explica cómo transformar cada escuela en un espacio que promueva la creatividad. Poner en práctica las recomendaciones de Sir Ken en la escuela podría transformarla en un ambiente que promueva la creatividad, ¡y mucho!!


En conclusión, hay que clarificar mucho sobre la creatividad como habilidad de pensamiento. La escuela, los programas de formación de maestros y el currículo TIENEN que hacer cambios gigantes para poder desarrollar en los seres humanos otras expectativas de vida que no tiene que ver con los productos de las fábricas o los laboratorios, si no con la vida misma. Existe una relación directa y fundamental entre la creatividad y la neurociencia cognitiva que es vital para reconocernos cómo personas creativas. Necesitamos personas que puedan ayudar a resolver los graves problemas que ha producido un currículo instrumental (que promueve el pensamiento convergente). Necesitamos modelos de enseñanza nuevos, un currículo que incluya la creatividad, las artes y las emociones.


©Todos los derechos reservados.

Grisselle Soto Vélez es Directora del Departamento de Educación del Arte y profesora de Educación del Arte en la Escuela de Artes Plásticas y Diseño, artista y consultora educativa. Fue directora del Programa de Bellas Artes del Departamento de Educación en Puerto Rico haciendo una gran obra de desarrollo profesional y curricular. Ha sido directora de proyectos y consultora educativa integrando las artes a distintos ámbitos académicos y comunitarios. Graduada de la Universidad Nacional Autónoma de México. Puedes visitar y compartir su blog en Neuroestetika.com.


Referencias:

Abraham, A (2014). The neuroscience of creativity: a promising or perilous enterprise?. Creativity and Neuroscience. INSTITUTO TOMÁS PASCUAL SANZ. España

Amabile, T. M. (1996). Creativity in context: Update to the social psychology of creativity. Boulder, CO: Westview.

Kaufman, J., & Beghetto, R. (2009). Beyond big and little: The four C model of creativity. Review of General Psychology, 13, 1-12. http://dx.doi.org/10.1037/a0013688

Csikszentmihalyi, M. (1990). The Domain of Creativity. In M. A. Runco, & R. S. Albert (Eds.), Theories of Creativity (pp. 190-212). Newbury Park, CA: Sage.

Gabora, L. (2005). Creative thought as a non-Darwinian evolutionary process. Journal of Creative Behavior, 39, 262-283.

  • Facebook - White Circle
  • Pinterest - White Circle
  • Instagram - White Circle

© 2023 by Jade&Andy. Proudly created with Wix.com