Entradas recientes
Entradas destacadas

¿Cómo usar la neuroestética en la enseñanza de las artes visuales?


Primero hay que eliminar mitos. La neurociencia no es mágica, no por que esté trending va funcionar. Es el docente quien la hace funcionar. Así que si el docente está en conocimiento de esta ciencia puede mejorar sus habilidades de enseñanza y planificar acorde.

La experiencia estética

Repasemos. La neuroestética es una rama de la neurociencia cognitiva que investiga cómo el cerebro construye el concepto de la belleza a partir de la experiencia estética. La experiencia estética requiere de tener encuentros con obras de arte. Al igual que la atención plena, el fluir o la experiencia mística, la experiencia estética también es un estado de la mente por el cual nuestro cerebro desarrolla sentido de trascendencia. Puedes saber si en efecto tuviste una experiencia estética cuando tu sistema corporal y mental se ven afectados simultáneamente. Para ser considerada una experiencia estética por la neurociencia cognitiva debe afectar en tres aspectos el instante de la persona: el estado físico (sensorio-motor), el estado emocional (recompensa, emoción o gusto) y el estado cognitivo (la construcción de significado).



Planificación; el cerebro que se emociona

Significa que al planificar tu clase con una obra de arte también debes tener en cuenta cómo el cerebro aprende. Ten en cuenta que aprende por que experimenta una emoción al ver. Entonces, ¿cómo aprende el cerebro que se emociona?

Dewey no se equivocó cuando dijo que si aprendiéramos con el arte como experiencia aprenderíamos mejor; habló de algo que emociona y que hace pensar. Hoy la neurociencia lo confirma. El cerebro humano es un órgano dependiente de la experiencia, por lo tanto cuando pensemos la clase hay que pensarla desde qué tipo emociones queremos provocar para ayudar a pensar. Las experiencias que emocionan moldean el cerebro y preparan para nuevos aprendizajes. La biología del aprendizaje denomina esta capacidad como neuroplasticidad, la cual consta de 3 procesos:

  • Proliferación. Asociado al desarrollo del cerebro es altamente dependiente de las experiencias de la niñez, la socialización y escuchar historias en voz alta. Involucra la conexión de nuevas conexiones sinápticas y rutas. El lenguaje predominante, los rostros y las voces familiares, así como los objetos se convierten en data que el cerebro usa para construir mapas corticales de aquellas rutas.

  • Poda. Es la eliminación de conexiones o rutas neuronales que no son relevantes y que no se utilizan por mucho tiempo. Por ejemplo, de niño puedes aprender varios lenguajes por que puedes crear esa rutas más fácilmente, pero si dejas de escuchar y hablar alguno de ellos esas rutas se podan. No quiere decir que ya no puedas aprender, es solo que establecer las rutas tomará más tiempo.

  • Consolidación. Ayuda a responder automáticamente sin pensar. Esto sucede cuando después de muchas de repeticiones de determinada experiencia o estímulo se han creado rutas que permiten anticipar el patrón de la respuesta o la reacción. Esto ayuda al cerebro a ahorrar energía, aumenta su velocidad y eficiencia.

De izquierda a derecha. Neurona en reposo, sin recibir estimulación. Neurona que ha recibido estimulación y cuyas conexiones proliferan. Neurona que por ha aprendido y consolidado. Neurona cuyas conexiones no se usaron y se podaron.


Los maestros podemos optimizar la neuroplasticidad a través del contenido, la intensidad y la metodología al exponer a los estudiantes a obras de arte que emocionan de alguna manera, positiva o negativamente. Aprovechar el impacto emocional y físico que las obras le producen para ayudar a discutir, reflexionar y crear a partir del conocimiento de sus propias emociones en relación con el tema que se discute. Durante este proceso aprovecha la liberación de neurotransmisores que facilitan el aprendizaje y promueven una transformación personal.

Contenido: ¿Qué enseñar?

Como ya he mencionado anteriormente, enseñar en base a temas que generan emociones es fundamental. Sobre todo si son temas con los cuales los estudiantes puedan hacer conexiones personales. Esto ejercitará habilidades del cerebro esenciales para el aprendizaje como: la atención, la memoria de trabajo y procesamiento de información.


Cuando un niño tiene problemas con estas habilidades tendrá problemas con el aprendizaje independientemente de las habilidades del maestro para enseñar. Por ello seleccionar el contenido, el estudio de obras de arte que sean temáticas es más fácil para el estudiante desarrollar esas habilidades cognitivas. Lo bueno de trabajar contenidos temáticos es que son fácilmente adaptables a las capacidades cognitivas de los estudiantes y sus habilidades técnicas lo cual facilita su atención, memoria de trabajo y procesamiento de información. Además, se involucra en temas de interés como género, cambio climático, racismo, justicia social, entre otros de forma crítica.

Esta clase desarrolla un ambiente evocativo en base a los huracanes por lo que atraviesa la isla de Puerto Rico y la devastación no solo ambiental sino política y económica. Pero, el tema político como no es tan sencillo llevarlo a los niños empezamos con la parte vivencial, qué significó para ellos la experiencia del Huracán María (2017). Eso se llama trabajar con habilidades precognitivas para que puedan expresar lo que sienten y escribirlo. Una vez abiertos a la experiencia existen unos textos estratégicamente colgados de unas cuerdas como si fueran cordeles. Los estudiantes los toman, leen y discuten lo que quiere decir, hasta que pueden leer textos más complejos acerca de comentarios políticos que hace la artista Elsa María Meléndez en su obra. (Fotos: Grisselle Soto. Estudiantes y maestros de arte en taller. Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico.)


En este caso, preguntar qué notas es más importante que preguntar qué ves. Qué ves requiere describir, lo cual es muy bueno, pero si preguntas qué notas implica sentir. Al preguntar qué notas incluyes en el pensamiento cosas que se perciben emocionalmente pero no necesariamente las ves. Cosas que tienen que ver con experiencias pasadas o sensaciones que experimentas al ver y que además, ayudan a uno a conocerce mejor. Así que preguntar qué notas es tanto intelectivo como afectivo y no se cierra a respuestas específicas.

Intensidad: ¿Cuándo enseñar?

La instrucción y la práctica deben ocurrir con la suficiente frecuencia e intensidad para dirigir la reorganización del cerebro. El contenido aumenta sobre las semanas y los años por que se añade información que ya está almacenada por un procesamiento eficiente. Por ejemplo, aprender vocabulario en tu lengua nativa ocurre toda la vida; en un área de conocimiento ocurre por capas.


El estudiante puede elaborar un trabajo en pequeño formato sobre un tema (ej. cambio climático; terremotos, huracanes, inundaciones, muerte de arrecifes, derretimiento de polos, calor deforestación amazónica, uso indiscriminado de pesticidas) discutido en clase y sobre algo a lo que quisiera reaccionar de este tema. Luego, puede trabajar una propuesta en mayor tamaño junto a dos estudiantes más cuyas propuestas sean similares y crear un trabajo colectivo. Esto también le ayuda a trabajar destrezas socioemocionales.


Estudiantes de 3er grado observaron cómo reaccionan las personas cuando pasan por un espacio (pasillo) en el que los objetos (las sillas) están colocados diferente (en forma de zigzag) y marcan en un papel las caritas de las emociones que notan en los caminantes. En el salón comparten sus observaciones y a partir de ellas crean estructuras 'arquitectónicas" inusuales que permitan el disfrute de las personas que visitan ese edificio. (Fotos Grisselle Soto. Escuela elemental LaSalle-Backus, Distrito Escolar de Columbia)

Metodología: ¿cómo enseñar?

En neurociencia cognitiva se utiliza ReNEW (Reinforce, novelty, enhance attention and wellbeing).


  • Refuerzo y novedad. Para reforzar el aprendizaje el cerebro del aprendiz ha de estar en modo seguro, sentirse a salvo. Entonces, libera dopaminas que lo ayudarán a recordar lo que aprendió (sus memorias) y las puede conectar con información nueva cuidadosamente estructurada por el maestro.

  • Atención enriquecida. Ocurre cuando el aprendiz se involucre con el conocimiento nuevo. Siguiendo el ejemplo de la propuesta en pequeño formato, como ya tiene cierto dominio del tema, ahora se siente más confiado en volverlo a hacer, pero esta vez, tiene que hacerlo con dos compañeros más. Eso libera acetilcolina y norepinefrina estimulada por la interacción con la novedad; ¿resultado? Mayor implicación de los 3 estudiantes en ese grupo.

  • Bienestar. Como maestros sabemos la importancia de desarrollar la confianza del estudiante en el proceso educativo. Eso sucede cuando el estudiante empieza a sentir que lo que aprende es por su propio bien y puede sentir logro de lo que hace. Retroalimentación positiva aumenta niveles de bienestar. En esos instantes se libera serotonina, un poderoso modulador de la neuroplasticidad. No solo en la exhibición de sus trabajos, si no durante el proceso de hacerlo. En arte trabajamos por partes, ¿cierto? Pues en cada parte del proceso, detenerse a preguntarse cómo voy es necesario, reflexionar y felicitar es importante para mantenerse motivado y dispuesto.

Luego de observar varias esculturas geométricas los estudiantes de 4to grado se hicieron la pregunta de investigación: ¿cómo hacemos que se sostenga la figura? Tras varios intentos descubrieron que no es tan fácil decir que por balance de peso, hay que demostrarlo. Al finalizar la clase los estudiantes comentaron que había sido la clase en que más habían aprendido y disfrutado. (Fotos Grisselle Soto. Escuela elemental LaSalle-Backus, Distrito Escolar de Columbia)


Los educadores moldeamos el cerebro de nuestros estudiantes tal cual si fuéramos artistas; Dewey también lo dijo y no se equivocó. Formamos conexiones que marcan el resto de la vida. Si ser idílica, por que hay estudiantes que nos dan trabajo… sabemos que es un trabajo fascinante y nos motiva el hecho de lo que se puede lograr para su bien y el de nuestra Sociedad.


©Todos los derechos reservados.

Dra. Grisselle Soto Vélez Es Maestra de Arte en el Distrito Escolar de Columbia, Washington. Maestra del Mes (febrero 2020). Ha sido Directora y Profesora de Educación del Arte en la Escuela de Artes Plásticas de Puerto Rico logrando la certificación de maestros del 100% de los candidatos a maestros. Evaluadora de la Fundación Cortés y consultora educativa en Puerto Rico. Dirigió el Programa de Bellas Artes del DE de Puerto Rico (2001-2008) realizando una importante revisión y transformación curricular. Graduada de la Universidad Interamericana, Puerto Rico (EDD). Universidad Nacional Autónoma de Mexico (MFA). Escuela de Artes Plásticas y Diseño (BFA)



Síguenos
Buscar por tags
Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - White Circle
  • Pinterest - White Circle
  • Instagram - White Circle

© 2023 by Jade&Andy. Proudly created with Wix.com